¿Qué esperar del primer encuentro?

Nada puede predecirse, ni nuestras reacciones ni las de los pequeños Ninguna de las reacciones del primer encuentro es determinante de lo que se pueda construir a través del tiempo compartido.

Los niños pueden reaccionar de manera efusiva -llamar a los adultos “papá” y/o “mamá”-, con indiferencia o inclusive mostrar rechazo. Ninguna de estas reacciones iniciales es suficiente para definir lo que será el vínculo a futuro. Tanto los niños como los adultos suelen estar muy conmocionados y las reacciones emocionales son muy variadas. Lo más importante es que los adultos puedan adaptar sus expectativas a las situaciones que surgen sin olvidar que este primer encuentro es entre desconocidos y que la confianza y la espontaneidad se irán instalando a través del tiempo.

Te recomendamos leer estos artículos sobre los comienzos de la vinculación.

...