Organizaciones que trabajan en adopción rechazan la campaña de los pañuelos rojos

“La Ley sobre Adopción ya cambió”, aseguraron en un comunicado una veintena de grupos autogestivos de todo el país. las entregas directas están prohibidas.

https://www.lacapitalmdp.com/organizaciones-que-trabajan-en-adopcion-rechazan-la-campana-de-los-panuelos-rojos/

26 de agosto de 2018

por Luciana Mateo
@Luciana Mateo

LA PLATA (Corresponsal).- Organizaciones sociales rechazaron la reciente campaña de los ‘pañuelos rojos’ que busca establecer “nuevas normas para la adopción” en Argentina.

“La Ley sobre Adopción ya cambió”, aseguraron en un comunicado una veintena de grupos autogestivos de todo el país que forman e informan a los aspirantes a convertirse en madre o padre por adopción.

“Estas campañas confunden a la opinión pública, borran desde el desconocimiento todos los logros obtenidos después de mucho trabajo y debate de todos los actores sociales comprometidos en la temática para llegar a la Ley actual”, sostuvo Gabriela Parino, miembro de la ONG Ser Familia por Adopción.

Consultada por LA CAPITAL, Parino explicó que, a la iniciativa, “la veo ligada al interés de que una Ley habilite a los adultos a ‘conseguirse bebés’ de cualquier forma, como si los niños fueran objetos para satisfacer la necesidad de ser padres”.

También para Griselda Moreno, coordinadora del grupo Adoptarte La Plata, la idea promovida por una concejala cordobesa, es “arcaica”.

“Los cambios que proponen significan un retroceso, quieren volver al viejo paradigma”, señaló Moreno a este medio.

“Son cuestiones que ya se discutieron y que tienen que ver con considerar al niño como sujeto de derecho, versus como alguien que es factible de transacción entre adultos”, agregó.

Valoran los avances de la nueva legislación

Los pañuelos rojos surgieron en medio del reciente debate por la legalización del aborto. Aprovechando la movida de los pañuelos de colores -verdes para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, celestes para mantener esta práctica en la clandestinidad- la concejala de Río Cuarto, Andrea Petrone (del bloque Unión por Córdoba), ideó una propuesta que tiene como principal objetivo “la modificación de las normas para la adopción”.

Desde la campaña –que no tiene proyecto legislativo formal pero que en Facebook ya cuenta con más de 120 mil seguidores- consideran que el proceso “se ha tornado burocrático, extremadamente lento” y, por ello, plantean dos cambios centrales: por un lado, modificar el Código Civil y Comercial de la Nación -vigente desde agosto de 2015- para que se permita la “adopción directa” y, por el otro, “que la mujer embarazada pueda manifestar ante el juez su voluntad de no asumir el ejercicio de su responsabilidad parental, entregar su niño una vez nacido y que el proceso de adopción se inicie desde ese momento”.

Sobre este último punto en particular, Griselda Moreno aclaró que “la nueva Ley ya contempla que una mujer gestante que manifiesta no querer llevar a cabo la crianza del niño pueda presentarse en un Juzgado y cederlo en adopción”.

“La Ley estipula además que esa decisión tiene que ser monitoreada y reconfirmada luego de 45 días del parto”, informó la coordinadora del grupo platense.

Y con respecto a las “entregas directas” -actualmente prohibidas en nuestro país-, Gabriela Parino indicó que ésa “fue una práctica habitual durante muchos años” que, hoy en día, “ha sido reemplazada por prácticas mucho más respetuosas del niño como sujeto de derecho”.

Y remarcó que “aunque consideramos que la realidad de la adopción tiene mucho por mejorar y trabajamos permanentemente para eso, valoramos los avances y entendemos que el marco legal actual es la base desde la que se pueden llegar a construir las familias más saludables posibles para los niños”.

Se debe respetar “el interés superior del niño”

La legislación argentina -que adhiere a diversos tratados internacionales- establece que en materia de adopción se debe respetar “el interés superior del niño”.

Esto significa, entre otras cuestiones, que el Estado debe buscar una familia para el chico, chica o adolescente, y no al revés.

“Hay un mito social que sostiene que, en adopción, todo es lento”, dijo Moreno.

“Nosotros estamos de acuerdo en que la adopción debe ser rápida, pero para que el niño encuentre una familia, no para los adultos que están esperando”, destacó.

Y concluyó que “ya cuando el niño está en situación de adoptabilidad, no toleramos dilaciones: queremos que rápidamente se le encuentre una familia, que haya una vinculación y un seguimiento”.

. “Contempla al niño como sujeto de derecho”

Gabriela Parino, miembro de ‘Ser Familia por Adopción’, enumeró los principales cambios introducidos en 2015 en el Código Civil y Comercial de la Nación:

* Se contempla al niño como sujeto de derecho y no como objeto. Es una Ley que corre la mirada del adulto que no puede tener hijos biológicos para poner al niño como centro de la adopción.

* Establece la declaración judicial de la “situación de adoptabilidad”, que implica que si un niño necesita familia por adopción es porque ya se han agotado todas las posibilidades de permanecer con su familia de origen.

* Establece plazos para la declaración de la situación de adoptabilidad que, hasta la vigencia de la Ley actual, se hacían indefinidos y generaban largas permanencias de los niños institucionalizados. También define pasos claros y precisos en los procesos de adopción.

* Los tipos de adopción (simple, plena o de integración) son más flexibles, más abiertos a las posibilidades de contemplar y decidir los más adecuados a las necesidades de cada niño según su situación familiar.

* Se prohíbe la adopción por “entrega directa” y las “guardas de hecho” habilitan al juez para separar al niño de las familias que transgredan esta prohibición. Ya no puede establecerse un vínculo con el fin de adoptar un niño sin estar inscripto para adoptar y sin haber sido convocados desde la Justicia.

. La importancia de ampliar la voluntad adoptiva

Una de las cuestiones señaladas por las ONGs es la importancia de que los postulantes se informen acerca de la edad de los chicos y chicas que se encuentran en estado de adoptabilidad y, con esos datos certeros, puedan tal vez ampliar su voluntad adoptiva.

Ocurre que la mayoría de los aspirantes busca convertirse en madre o padre de un bebé o niño pequeño, pero las edades reales de quienes esperan por una familia son otras.

“En los últimos años ha habido un mayor número de adopciones”, celebró Griselda Moreno, y lo vinculó con “el nuevo paradigma y el trabajo de los grupos autogestivos”.

Efectivamente, según datos de la Suprema Corte de Justicia, en los últimos 5 años creció en más del doble la cantidad de adopciones de niños, niñas y adolescentes en la provincia de Buenos Aires (aumentaron de 160 en 2013, a 340 en 2017).

Escribe un comentario