Estaban solos y hoy celebran cuatro años de labor fomentando la adopción

Puentes de Esperanza

Un grupo de vecinos de Caleta Olivia se agrupó para intercambiar información y así estar preparados para emprender la tarea de ser padres adoptivos. Hoy contienen a parejas, hombres y mujeres de toda la provincia que aguardan la llegada de su hijo.
  • 26/10/2018 • 11:03
El grupo está celebrando sus cuatro años de labor.

Ante la llegada del primer bebé hay toda una movilización: Se compran libros, se googlea información, se ven videos en la red, se consulta a pares sobre cómo será, se asiste a charlas orientativas, entre otras facilitadas. No obstante, para aquellos que están en una lista de espera por adopción el camino no está tan allanado. Con esta dificultad se topó Claudia y su marido, quienes años atrás tomaron la determinación de viajar desde Caleta Olivia hasta Río Gallegos para inscribirse en el Registro Único de Aspirantes a guarda con fines adoptivos para así cumplir su aspiración de ser padres.

“Nos sentíamos solos porque no teníamos información. Nos inscribimos (en el Registro), completamos el trámite y ahí quedamos”, sostuvo en diálogo con este medio en el momento en que relató cómo fueron los primeros pasos para emprender un camino ligado a otros matrimonios, parejas y personas que también están aguardando la llegada de su hijo en el marco del cuarto aniversario del grupo Puente de Esperanzas.

En la actualidad, con los conocimientos más aceitados, el grupo que cuenta con la actividad activa de una veintena de personas se decida mediante la autogestión a orienta a futuros padres de toda la provincia e incluso la región. Mantienen una estrecha relación con organizaciones similares de todo el país, con quienes han compartido jornadas y ponencias para el intercambio de saberes.

Ser Familia por Adopción, por ejemplo, fue uno de los primeros grupos que trabaja a nivel nacional que les envió los primeros textos e información sobre adopción. Hoy en día las bondades de la tecnología y las redes sociales les permitió sobrepasar las barreras de Caleta Olivia para ser referentes provinciales en esta materia.

Puente de Esperanzas mantiene reuniones mensuales en el Espacio G.I.A de la ciudad del Gorosito, y durante las mismas los asistentes cuentan con el apoyo y asistencia además de dos psicólogos, un abogado de familia y dos asistentes sociales, que trabajan ad honorem.

“Nuestro trabajo lo hacemos a pulmón, y siempre tenemos las puertas abiertas”, sostuvo. Por las grandes distancias de la provincia invitan además a contactarse vía Facebook, que es por donde postean información de forma constante.

“Lo que aprendimos es gracias a otros grupos. Nos da satisfacción el poder transmitir saberes, y enfocarnos en derribar los mitos que rodean la adopción”, señaló Claudia, quien remarcó que la realidad nacional es que aún hay inclinación por la adopción de bebés y niños pequeños cuando su gran mayoría son niños mayores de 6 años, grupo de hermanos y adolescentes que están esperando una familia. “Esos son los niños reales. Nuestra experiencia es tener una gran satisfacción de ser padres de niños adolescentes”, manifestó.

 

Escribe un comentario