El desempeño del Registro Único de Adopción santiagueño, un ejemplo nacional

Un exhaustivo análisis del rol que desempeña el Registro Único de Adopción (RUA) en el sistema adoptivo se realizó en el marco del Encuentro Nacional de Adopción, que tuvo lugar en Casa Rosada, a cargo de la coordinadora de es te organismo, Dra. Carolina Agüero, en representación de las demás provincias.

Organizado por la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), con presencia de importantes personalidades nacionales, se propusieron nuevos desafíos a partir de la nueva intervención del Código Civil y Comercial, sumado a la realidad actual.

“El nuevo CCyC de manera expresa impulsa la intervención del RUA en la selección de los postulantes, no solo considerando su participación sino el trabajo interinstitucional, en coordinación con todas los organismos que atraviesan el sistema”, mencionó.

Mitos históricos

En un momento de su alocución, la funcionaria enfatizó que los mitos que desde siempre giran en torno a la adopción tales como “adopción y caridad”, “es un proceso difícil y largo” “la adopción es solo de bebes sanos”, sumado al deseo de los postulantes que no condice con la niñez real de la Argentina, es una realidad preocupante.

“Lo cierto es que la disponibilidad adoptiva de los padres es de 0 a 2 años y de niños sanos, pero en la mayoría de los casos los que necesitan una familia son más grandes, con algún tipo de discapacidad o grupos de hermanos”.

Para hacer frente a esta situación, expuso que el RUA encara la evaluación y selección de postulantes como un proceso interactivo de información del procedimiento y la participación en talleres reflexivos grupales, que tienden a preparar mejor a las personas para el momento de adoptar y concientizar sobre la realidad de los niños”.

Novedosa metodología de Santiago

Como otra de las funciones del RUA, señaló el seguimiento en la vinculación; las convocatorias públicas y el trabajo interinstitucional, siendo nuestra Provincia la única que cuenta con una mesa de adopción.

“Construyendo el derecho a ser familia” se denomina este equipo que se reúne una vez por mes e incluye a todos los actores del sistema de adopción del Poder Judicial y demás organismos del estado provincial.

Agregó que la legitimación procesal del RUA surge en primer lugar del interés superior del niño, sumado al reglamento provincial propio, al Código Civil y Comercial y a la Convención de los Derechos del Niño.

“Es un orgullo que se haya podido formar este equipo, resultado de que se entendió que la adopción es un sistema donde el aporte de cada uno es fundamental, donde nos sentamos, compartimos, debatimos y acordamos todos, ya que si falta alguien esto no podría ser posible”.

Mencionó que “el RUA cuenta con la confianza de los funcionarios judiciales que nos respetan, consideran verdaderos colaboradores y se fían de nuestro trabajo”.

Por último, enfatizó que la actualidad los enfrenta a nuevas medidas de gestión, que conforman la agenda de los próximos meses de trabajo.

Al respecto, señaló que la idea es salir al interior para acercar el RUA a las comunidades; realizar ateneos y capacitaciones virtuales en la red; afianzar el trabajo interinstitucional en la región e implementar antes de la convocatoria publica, una búsqueda exhaustiva interna próxima a implementarse.

 

Fuente: La Banda Diario

Escribe un comentario