Disfruté en clave de niño

Laura Salvador para Ser Familia por Adopción

Faltaban algo más de 12 horas para que comenzara el Encuentro, el tan soñado 8° Encuentro Nacional, cuando alguien, muy allegado, me escribió en el whatsapp: “Te voy a hacer una pregunta: ¿Disfrutan el ‘durante’ en el encuentro. Ojalá sea así… Tanta energía puesta al servicio de los otros… Ojalá les llene el feedback positivo de lo que hacen…”

En ese momento le respondí y hoy más de 24 horas después de la finalización releo la pregunta e intento responderla de nuevo.

Por mi parte, disfruté cada minuto, cada abrazo, cada pregunta, cada mirada cómplice, cada lágrima y cada sonrisa. Disfruté el haber recibido tanta ayuda, tanto mimo y tanto respeto por lo que hacemos.

 

Disfruté de sentir que es cierto…que si soñás fuerte se cumple, sin olvidarme que al sueño hubo que impulsarlo, con todo el trabajo previo que significó la organización y la suma de energías en pos de que saliera bien y todos nos sintiéramos cómodos.

 

 

¿El sueño era solo realizar un Encuentro más? Noooo, era realizar “ese” encuentro, era incluir a las niñas, a los niños y a los adolescentes, era también, que las expresiones artísticas estuvieran presentes como lenguaje unificador, que los que se conocían se reencontraran, que los “nuevos” se sintieran como los que ya compartieron otras reuniones, que hubiera un picnic, que escucháramos seriamente a cada expositor y después en clave de niño todos, grandes y chicos cantáramos antes de despedirnos.

 

 

Y pasó algo que ni en sueños me imaginé que sucedería, Vuelta Canela hizo una invitación: hacer un trencito al ritmo de un huayno y niños y adultos como final de fiesta recorrimos el salón al compás de la música.

Sueño cumplido gracias a todosssss los que estuvieron allí, gracias, gracias y más gracias!!!

Escribe un comentario