Una pequeña adolescente

Estamos a días de cumplir el primer aniversario desde aquella primera vez que nos vimos, y pensé en dejar una reflexión sobre este primer año, pero juro que no encuentro palabras.
.
Con miedos pero con mucho amor y confianza decidimos embarcarnos en el mundo de la adopción y para agregarle un plus, ahijar a una pequeña adolescente.
.
Ella revolucionó cada parte de nuestras vidas.
Nos preguntamos miles de cosas antes de dar el gran paso, pero con el tiempo simplemente dejamos que todo fluya, que ella libere sus miedos, sus angustias, que saque como pueda y a su tiempo todo aquello que la lástimaba.
Solo fuimos espectadores y creadores de confianza en su vida, hoy ella nos pide tomar unos mates para contarnos cosas. Yo me siento muy orgullosa de haber generado esa complicidad, soy mamá, soy su amiga, soy lo que siempre anhelé, con mis miles de defectos, pero con la seguridad que me da verla y sentir que me mira y ya hay una conexión que solo con amor se genera.
El camino hasta acá no fue fácil, (para nada) aún sigue siendo un laberinto que por momentos no encontrás la salida y te sentís abatido, pero acaso ¿no pasan estas cosas en cualquier familia?
Nos queda un tramo de vida enorme por seguir compartiendo pero principalmente aprendiendo.
Lo único que puedo decir con total certeza es que ellos son los que vienen a enseñarnos, ellos y principalmente los adolescentes «esos que ya casi nadie mira» los que llegan a una instancia en donde ya se imaginan una vida solos, ellos que cuando los ves sentís que hagas lo que hagas te eligirán porque como siempre digo no hay nada más lindo que el amor sano, que la libre elección, saber que a pesar de tener días grises el sol siempre vuelve a salir, y mientras todo eso suceda la magia se va creando y de repente somos familia; Somos pilares, somos amor y protección. 🪄
.
Gracias, Ser Familia 🩵!!! Porque sus encuentros fueron fundamentales en nuestra desición.
A los futuros papas les doy mí bendición, a los que están esperando les digo, los adolescentes son maravillosos (no dejen de mirarlos). Acá, esta familia que está en plena construcción les manda un abrazo gigante.
Y con amor les deseamos que llegue el momento de encontrarse con quién ya está destinado a ser.
Gracias Pilar por todo tu ser. 🙏🫂💜✨
H. y V. Feliz primer aniversario. ¡Los amo!
Relato compartido en nuestro Grupo de Facebook.
×