No es fácil, pero se puede

Desde hace dos meses mis gemelos de 16 años ya viven en casa, con una guarda pre adoptiva.

Fue rápido todo. Acudimos a una convocatoria pública en el mes de mayo, completamos la carpeta y el 8 de julio los conocimos.

Pasada la vinculación, ellos manifestaron que querían vivir en casa.

No es fácil. Todos los días es un reto. Pero tenemos muchísimo amor y sobre todo paciencia (de todos, de ambos lados), para adecuarnos y entendernos. Uno de ellos no escucha bien, por ende tampoco habla bien, pero gracias a la lengua de señas y mucho amor, cada día nos entendemos mejor. El otro gemelo va a empezar la primaria de adultos, ya que hasta ahora iba a una escuela especial.

Cada día es un logro y un avance grandísimo. Gracias Ser Familia por Adopción por existir, porque la convocatoria nos llegó a través de ustedes. Aliento a todas las familias a que se animen a adoptar adolescentes. No es fácil, no es una tarea sencilla, pero se puede. Con amor, se puede.

S.R.D.G. Testimonio en nuestro grupo de Facebook al que invitamos a sumarse.