Los chicos de doce son chiquitos

Hace unos días, después de tres años, salió la adopción plena de mi hija! Con esa sentencia iremos a cambiar el DNI. No fue fácil, pero lo cuento para que las personas que están en este camino nunca bajen los brazos…

Recuperar los derechos de mi hija y su deseo de familia fue motor en los momentos de dificultad.

Ella tiene catorce años, cuando nos conocimos tenía once y solo esperé un mes el llamado del juzgado.

«Los niños grandes» también desean una familia y todo es posible con amor. Ampliar la edad de adopción puede ayudar a que encuentren antes… hay muchos niños esperando tener una familia.

Atravesé muchos miedos e inseguridades, hasta que me di cuenta que el vínculo se construye a cualquier edad.

Hoy, con mi hija podemos recordar muchos momentos vividos en estos años.

…como dice ella: «cuando era chiquita» (tenía 12)

Y realmente los chicos de doce son chiquitos!!!

Ella tenía doce pero me dio la oportunidad de enseñarle muchas cosas como si fuera de menos edad (que nadie se lo había enseñado antes).

Anímense!! Con amor todo es posible.
(La foto es de las primeras veces que salimos, y ella quería tener uñas de color como las mías ❤)

Historia familiar compartida en nuestro grupo de Facebook

×