Palo de agua, los sonidos de la naturaleza (se pueden hacer en familia).

Recomendado para niños desde 6 años hasta la adolescencia.

El palo de lluvia es un juguete ideal para bebés, niños y adolescentes, tiene la capacidad de generar cambios en su entorno reforzando su autoestima y, además, el sonido armónico que produce ayuda a relajarse y a alejarse del stress.

 

Al inclinar el palo de lluvia, las piedrecillas, semillas o bolitas en su interior caerán al tiempo que chocan con los obstáculos que tiene dentro el propio tubo. De esta forma se genera un efecto parecido al sonido de la lluvia.

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Fortalecer la autoestima mediante el proceso creativo
  • Reforzar el ego a través de la creación artística
  • Relajarse a través del sonido producido por el objeto realizado

Paula Conte – Profesora de artes visuales y arteterapista